Luuk Gruwez

Luuk Gruwez

Fotografía | Mieke Deferme


Luuk Gruwez | Kortrijk, Bélgica, 1953 | Se dio a conocer en 1973 con el libro Poemas aspiradores, que contiene poemas sonoros, vitales, que llaman la atención por su carácter oral. El autor parece más cantante que artista. No huye de los grandes sentimientos. Su poesía es una defensa de la sensualidad, la excentricidad, la osadía emocional, el lirismo; la belleza es una compensación de lo que nos falta, un refugio de paz, de ternura y armonía. Junto con Miriam Van Hee y otros, fue considerado como uno de los representantes más prominentes del Nuevo Romanticismo, corriente literaria que dio nuevo impulso a la poesía flamenca a finales de los años setenta. Acerca de sus primeras obras, el autor nos dice: “Como poeta novel fui un dandy que escribía mucho sobre sí mismo. Tenía un ego narcisista, como el de todo poeta que se respeta a sí mismo. Gradualmente ese ego se ha convertido en un nosotros más universal.” A comienzos de los años noventa, Gruwez practicó más la prosa. Con Erick Verpale escribió el “diario siamés” A solas (1992). Su primer libro de prosa es el galardonado Baile del abuelo Bing, que reúne cuentos semiautobiográficos pletóricos de acontecimientos y personajes estrafalarios. En la prosa de Gruwez se hallan asimismo fragmentos de diario, cartas y crónicas. En los últimos años Gruwez fue invitado a festivales internacionales de poesía, como los de Medellín (Colombia), de Trois-Rivières (Quebec) y de Morelia (México).

Bibliografía selecta: El perdedor festivo (1985), Gente gorda (1990), Maneras sucias (1994), Poemas desenfrenados (1996), El país de las mejillas (1998), Ladrones y amadas (2000), Bufóndetodos (2004), Viniendo a menos (2008).
Traducciones al francés: Poèmes dissolus (Le Castor Astral, 2005).